El Presidente de la comunidad

En una comunidad de propietarios, a cualquiera de los propietarios le tocará en algún momento ser presidente, incluso hasta los propietarios morosos. Cierto es que la mayoría de veces el cargo de presidente se realiza mediante votación por sorteo, o por turnos rotatorios,  y no por voluntad propia.

 

¿Quién es el Presidente de la comunidad?

La votación se decide, en una reunión convocada por la Junta, por la mayoría del total de los propietarios, cuando ésta represente más de la mitad del valor de las cuotas presentes. Cabe destacar que el presidente de la comunidad debe ser propietario de uno de los inmuebles de la comunidad, en caso contrario, el nombramiento como presidente sería nulo.

Cuando la Junta de Propietarios nombra a un propietario, no puede rechazar el cargo, ya que la Ley de Propiedad Horizontal establece que es una condición a cumplir obligatoriamente. El motivo de rechazo puede darse por enfermedad de dicha persona, por motivos laborales o por avanzada edad.

En el caso de que una persona se niegue, deberá presentar en el plazo de un mes un alegato ante un juez. La persona que rechace el cargo, está obligada a realizar sus funciones de presidente hasta que se dirija a los juzgados. No sirve únicamente con eludir el cargo, mientras tenemos que asumir el puesto en el periodo de tiempo desde que somos nombrados hasta que nos dirijamos a los juzgados.

 

¿Qué órganos de gobierno pueden existir en una comunidad de propietarios?

El presidente de la comunidad puede asumir la mayoría de los cargos, pero cierto es que, normalmente, existe también el papel desempeñado por un Vicepresidente, un Secretario y un Administrador. En definitiva, el presidente es la persona que representa legalmente a la Comunidad, por lo que los miembros que puedan acompañar al presidente durante su mandato se limitarán a cumplir instrucciones y órdenes administrativas de éste último.

Por otro lado, como órganos de gobiernos en una comunidad, hay que añadir el papel de la junta de propietarios, ya que es el órgano supremo.

Además de los órganos mencionados anteriormente, el artículo 13.1 de la LPH, sobre los órganos de gobierno en una comunidad, refleja que en los estatutos, o por acuerdo mayoritario de la Junta de propietarios, podrán establecerse otros órganos de gobierno de la comunidad, sin que ello pueda suponer menoscabo alguno de las funciones y responsabilidades frente a terceros que esta Ley atribuye a los anteriores”.

 

¿Cuánto dura el cargo como Presidente?

La duración del puesto como presidente, está redactado en el art 13.7 de la LPH: “salvo que los estatutos de la comunidad dispongan lo contrario, el nombramiento de los órganos de gobierno se hará por el plazo de un año. Los designados podrán ser removidos de su cargo antes de la expiración del mandato por acuerdo de la Junta de propietarios, convocada en sesión extraordinaria”

Por tanto, cualquier órgano de gobierno que desempeñe alguna función bajo el cargo de presidente de la comunidad, tendrá como obligación cumplir hasta un año de mandato, salvo que en los estatutos se refleje otra cosa.

 

¿Cuáles son las funciones del Presidente?

Las funciones principales del representante de la comunidad de propietarios son:

a) Requerir el cese de actividades molestas.

b) Desempeñar las funciones de Administrador y secretario, en caso de que no haya uno asignado.

c) Convocar las juntas de propietarios para recoger peticiones y sugerencias, así como tomar decisiones. Deberá asimismo realizará el cierre de acta de la junta de propietarios.

d) Representar a la comunidad en la contratación de obras y servicios.

e) Exigir jurídicamente el pago de deudas, y así evitar que existan morosos en la comunidad.

f) Y representar judicialmente a la comunidad.

 

Si no cumple con el cargo de Presidente, ¿puede ser destituido?

Algunas veces ocurre que el presidente de la comunidad no cumple correctamente con sus obligaciones, ya sea porque no quería ejercer el cargo desde un principio o, que no le venga bien realizarlo. Esto desencadena en una mala gestión, y provoca que la Junta de Propietarios esté a favor de sustituir al presidente actual.

El presidente está obligado a ejercer como tal, una vez que es elegido, hasta un plazo de 1 año, a excepción de que se refleje lo contrario en los estatutos de la comunidad. Sin embargo, debemos tener un motivo suficiente para poder destituirlo antes de que se cumpla el año.

La Junta de Propietarios tiene que realizar una convocatoria, incluso hasta dos. Hay que dejar claro cuándo se realiza la reunión, dónde y a qué hora. O también, se puede realizar una convocatoria extraordinaria, aunque para ello necesitamos que esté a favor una cuarta parte del total de los propietarios.

En el acta hay que reflejar el punto de la reunión y obtener el voto favorable de la mayoría de los propietarios para su destitución.

En el caso de obtener dicha mayoría, el presidente de la comunidad debe hacer entrega de toda la documentación, junto con cualquier tipo de posesión, que le fuese entregada en el momento de su elección.

 

Y a la Junta de Propietarios, ¿qué funciones le corresponde?

La Junta de Propietarios está formada por el conjunto de titulares en el que se forma la voluntad de ésta, a través del sistema de unanimidad o por mayoría.

Sus funciones más destacadas son:

a) Nombrar y remover a las personas que ejerzan los cargos de los diferentes órganos de gobiernos de la comunidad, y resolver las reclamaciones que los titulares de los pisos o locales formulen contra la actuación de aquéllos.

b) Aprobar el plan de gastos e ingresos previsibles y las cuentas.

c) Aprobar los presupuestos y la ejecución de todas las obras de reparación de la finca, sean ordinarias o extraordinarias, y ser informada de las medidas urgentes adoptadas por el administrador. Esto último se refiere a atender a la conservación y entretenimiento de la casa, disponiendo las reparaciones y medidas que resulten urgentes, dando inmediata cuenta de ellas al presidente o, en su caso, a los propietarios.

d) Aprobar o reformar los estatutos y determinar las normas de régimen interior.

e) Conocer y decidir en los demás asuntos de interés general para la comunidad, acordando las medidas necesarias o convenientes para el mejor servicio común.

 

imagen: freepik

By |2019-08-02T09:54:26+02:00agosto 2nd, 2019|Sin categoría|
CONTACTA CON NOSOTROS