Empresas de mantenimiento en la Comunidad

Dentro de las comunidades  de propietarios, cada una de ellas presenta una serie de necesidades que tienen que cubrir. Éstas pueden ser a nivel de limpieza de toda la comunidad o, instalación y/o mantenimiento de elementos comunes necesarios, como pueden ser el ascensor, cámaras de seguridad, colocación de elementos adaptados a minusválidos, etc.

 

¿Quién gestiona la contratación de las diferentes empresas de servicios?

Pues bien, todas estas tareas son gestionada dentro de cada comunidad de propietarios por el presidente, por un administrador que se haya contratado, o bien por ambos. Son los que deciden en términos de presupuestos, necesidades y obligaciones que requiera la comunidad. Ellos son los que controlan y ejecutan las diferentes acciones que hay que llevar a cabo, como la contratación de las diferentes empresas de servicios de limpieza, de seguridad; la adaptación de los costes a los recursos económicos de la comunidad; además de otras muchas funciones. 

Cada una de las acciones que se quieran ejecutar, tendrán que ser aprobadas cuando se acuerde mediante el voto favorable por las tres quintas partes del total de los propietarios, siendo ésta la que represente las tres quintas partes de las cuotas de participación.

 

¿Qué tipos de empresas se pueden contratar en una comunidad de propietarios?

 

Limpieza

Limpieza de escaleras, portales, rellanos, patios, garajes, contenedores de basura; reponer productos de limpieza; etc. 

 

Fontanería

Mantenimiento y saneamientos de arquetas, desagües; reparación o sustitución de tuberías, canalones; etc.

 

Electricidad y Telecomunicaciones

Instalación, así como también la posible reparación de averías, de interruptores, fusibles, enchufes; cambio de bombillas, control de porteros, antenas parabólicas, telefonía, etc.

 

Cerrajería

Todo lo relacionado con el mantenimiento y la reparación de cerraduras en toda la comunidad, ya sea en puertas de acceso al garaje, piscinas, portales, buzones, etc.

 

Control de Incendios

Sistemas de detección y extinción de incendios, con comprobación y sustitución de elementos, como extintores, en los plazos fijados por la normativa.

 

Instalación de Gas

Incluye la instalación completa de los diferentes tipos de gas existentes, desde los depósitos hasta los aparatos de consumo; inspección de las instalaciones,  comprobación de la llave de paso de las acometidas; cambio de tubos flexibles; comprobación del regulador de presión; etc.

 

Jardinería

Colocación de sistemas de riegos; fumigaciones; abonos; podas; limpieza de las zonas verdes; mantenimiento de cada una de los tipo de plantas que conforman las zonas ajardinadas; etc.

 

Albañilería y Pintura

Reparación de humedades, desconchones; limpieza de manchas en paredes, techos; enfoscado; reposición de plaquetas; etc.

 

Seguridad y personal auxiliar

Podemos incluir el personal que se necesite para vigilar el acceso al edificio, garaje, piscinas; colocación de elementos de seguridad como videoporteros, cámaras de vigilancia o porteros automáticos. Incluso la contratación de socorristas en aquellas piscinas que sean obligatorias la presencia de éstos.

 

Mantenimiento de piscinas comunitarias

Limpieza del vaso mediante la correspondiente depuradora; vaciar y llenar el vaso en cada periodo establecido; retirada de residuos que se depositen intencionada o fortuitamente en la piscina; etc.

 

¿Cuáles son los requisitos imprescindibles para contratar trabajadores o empresas de servicios?

En las comunidades de propietarios es necesario que exista una responsabilidad laboral con los trabajadores o empresas que tienen contratados, para desempeñar algún tipo de servicio, ya sea de limpieza, jardinería, etc.

Además de un seguro de responsabilidad civil, los que vayan a prestar algún servicio a la comunidad, deben un contrato de trabajo y estar dado de alta en la Seguridad Social. 

Por otro lado, en el caso de la contratación de empresas, la comunidad tiene una responsabilidad subsidiaria sobre todos los trabajadores de la empresa contratada. Es por ello que se recomienda solicitar a las empresas los justificantes que reflejan que cada empresa está al día en lo que se refiere con las obligaciones laborales de todos y cada uno de sus empleados.

Además de esto, la comunidad de propietarios también se responsabiliza en cuantos a los riesgos laborales de cada trabajador. Para ello, se elabora un plan de riesgos laborales, es decir, es necesario visualizar cuáles son los tipos de riesgos que tienen que asumir los trabajadores en función de la actividad que realicen.

Este plan debe estar presente, tanto en los trabajadores contratados directamente como en los trabajadores de las empresas que presten sus servicios.

De esta forma, cualquier incidente que se produzca durante la realización de algún tipo de actividad, permitirá evitar que recaigan futuras reclamaciones sobre la comunidad.

 

imagen: freepik

By |2019-08-30T13:31:21+02:00julio 26th, 2019|Sin categoría|
CONTACTA CON NOSOTROS