Garajes Comunitarios

Son muchas las preguntas acerca de la utilidad de una plaza de garaje dentro de una comunidad de propietarios, como por ejemplo: ¿puedo prohibir que alguien alquile su plaza de garaje?¿puedo remediar legalmente que me aparquen en mi plaza sin mi consentimiento?¿podría poner horquillas en mi plaza?, o incluso, algo muy común en los garajes es ver plazas de coche ocupadas completamente a modo de trastero, ¿se puede hacer?.

 

¿Está prohibido alquilar plazas de garajes?

Para empezar por responder algunas de las preguntas que tanto se formulan entre propietarios de una comunidad. Una de ellas es acerca del intento de prohibición sobre el alquiler de plazas de garajes a terceras personas. Tales personas no pertenecen a la finca y puede suponer un temor para muchos vecinos, al no ser personas identificadas entre ellos.

Pues bien, tal prohibición no se puede imponer de ninguna de las maneras, salvo que exista un acuerdo unánime que modifique los estatutos, algo inviable. El dueño o los dueños de su plaza de garaje se mostrarán en contra, y querrán mantener la idea de seguir obteniendo un rédito con ese alquiler. Suele ser una práctica muy común en vecinos que tienen su plaza vacía y prefieren sacar algún beneficio, antes que tenerla vacía (mismo ejemplo con el alquiler de pisos).

 

¿Puedo usar el parking de la comunidad como trastero?

Otro tipo de vecinos, en vez de optar por esta idea de alquiler, prefieren utilizar su plaza vacía para almacenar todo tipo de bienes materiales (tales como muebles, juguetes, materiales, etc).

Este tipo de vecinos acaban por ocupar parte de una plaza pegada a ésta, y uno de los problemas que podemos tener entre vecinos es que el seguro no se haga cargo de ningún tipo de daños producidos. Tal y como redacta el art. 394 del Código Civil:

“Cada partícipe podrá servirse de las cosas comunes, siempre que disponga de ellas conforme a su destino y de manera que no perjudique el interés de la comunidad, ni impida a los copartícipes utilizarlas según su derecho”.

Por tanto, para aquellos que quieran convertir su plaza en un trastero, se recomienda el cierre de la plaza. Sin embargo, el principal inconveniente es que nos hará falta el consentimiento unánime, ya que debemos llevar a cabo una modificación de las reglas en el título constitutivo y una variación en la estructura del edificio. También tendremos que renegociar el seguro del garaje, ya que ha cambiado totalmente el fin de esa plaza, para evitar futuros problemas con la compañía contratada en caso de que se produzca un siniestro.

Todo aquel que realiza un cerramiento de una plaza de garaje sin el permiso de la Comunidad de Propietarios, se arriesgará a la demolición de la obra. 

 

¿Que ilegalidades se producen en el parking de la comunidad?

Otras prácticas muy comunes cuando convivimos entre propietarios y disponemos de un garaje, es observar multitud de ilegalidades en cuanto al uso de esta zona común. Por ejemplo se suelen ver puertas de garajes abiertas de par en par durante todo el día; dejar vehículos fuera de la plaza y molestando el paso de cualquier vecino; lavar el coche dentro del garaje; o incluso vemos sobretodo propietarios que dejan su vehículo en una plaza que no es suya (ya sea parar o estacionar) sin su consentimiento. Esta práctica la recoge perfectamente el art. 245.2 del Código Penal indicando que: 

«El que ocupare, sin autorización debida, un inmueble, vivienda o edificio ajenos que no constituyan morada, o se mantuviere en ellos contra la voluntad de su titular, será castigado con la pena de multa de tres a seis meses”.

Por lo que, no deja duda alguna de cuál sería la resolución en caso de que esto se produjese entre vecinos.

 

¿Cómo evito que aparquen en mi plaza?

Cuando se producen de manera reiterada este tipo de ocupaciones sin ningún tipo de consentimiento, los propios vecinos optan por evitarlo. Es cuando surge la idea de añadir una horquilla o cepo a su plaza, y así no dar posibilidad alguna de que se repita más.

Hay buenas noticias con respecto a esta medida, es legal. Además no es necesario un previo consentimiento por parte de la junta de propietarios, siempre y cuando la plaza de garaje se trate de un bien privativo y, por tanto, el propietario tenga el uso exclusivo y excluyente (nunca fuera de ella, eso sería ocupación de una zona común), podrá colocarse dentro de los límites de esa plaza sin ningún problema.

Con esta solución, muchos propietarios terminarán con la duda de saber si le ocuparán su plaza durante una ausencia por viaje, en un piso puesto en alquiler o venta y disponga de alguna plaza, o bien durante la convivencia  entre vecinos y alguno de éstos aproveche los diferentes momentos de entrada y salida del inmueble por parte del propietario correspondiente.

By |2019-07-03T13:30:05+02:00mayo 31st, 2019|Sin categoría|
CONTACTA CON NOSOTROS