¿Morosos en la comunidad?

¿Hay vecinos morosos en tu comunidad? ¿No sabes qué medidas puedes tomar para amonestar a estos inquilinos? ¿Eres tú el inquilino moroso?…

Estás son las medidas que deben tomarse ante situaciones semejantes según un administrador de comunidades.

Existen dos tipos de morosos en una comunidad de vecinos:
– Vecino moroso por falta de recursos económicos
– Vecino moroso por desinterés

Sea cual sea el tipo de inquilino que no acarrea con los gastos de la comunidad en la que vives, lo que nunca puede o debe hacerse en la comunidad es realizar una publicación con la cifra de deuda y el nombre del moroso, se estaría, en este caso, incumpliendo la Ley Orgánica de Protección de Datos. Las sanciones impuestas por el incumplimiento de esta Ley ascienden a 601€ hacia la comunidad de vecinos.

La comunidad solo tiene el poder de impedir que ese propietario participe o vote en juntas de vecinos y podrá tomar medidas por la vía judicial contra este acto de morosidad. En ningún caso, está en manos de la comunidad privar a dicho vecino del disfrute de las zonas comunes, este poder recae solo y exclusivamente en la administración pública, solo se podrían publicar estos datos como última vía de información a los propios vecinos morosos tras no poder contactar con ellos de manera privada anteriormente.

En el caso de tomar la vía judicial, hay que seguir los siguientes pasos:

  1. Previo a la toma de decisión de tomar medidas legales formales contra este inquilino moroso, se debe proceder a un previo aviso formal y amistoso por parte del presidente de la comunidad, secretario o administrador de fincas de la misma, reclamando la cuantía de la deuda. El Observatorio estima en un 30% las deudas zanjadas por la vía amistosa.
  2. Si tras este aviso, dicho vecino no reacciona, como en el otro 70% restante de los casos, se utilizará el aviso mandado del paso 1 para presentarlo ante un posible juicio. Se recomienda recaudar varias deudas de esta persona para que tenga más peso, aunque esta medida judicial se puede tomar desde el primer recibo impagado.
  3. Se debe convocar una Junta General de Propietarios para informar del procedimiento que se va a seguir y las medidas que se van a tomar contra esta persona. El moroso tendrá voz en esta junta pero no derecho a voto en la misma.
  4. Lo acordado en la Junta deberá reflejarse en la redacción del acta y comunicado a todos los vecinos, moroso inclusive.
  5. El paso final será presentarlo en la Primera Instancia en un plazo máximo de 3 meses desde desde la fecha del acuerdo de reclamación en Junta de Propietarios, según la Ley de Propiedad Horizontal.
    En unos 20 días, el Juez reclamará la deuda presentada. Si aún así el vecino se niega a pagar, la comunidad deberá continuar con su demanda mediante un proceso ordinario.
  6. El proceso finalizará en un plazo estimado entre 3 y 6 meses y aún así el inquilino se niega a pagar, se procederá a la ejecución contra sus bienes por la cantidad debida estimada, más los gastos generados en la demora y los judiciales pertinentes.

Se puede evitar la morosidad hasta en un 98% de los casos si hacemos firmar un contrato de prevención a los propietarios, para más información consulte personalmente con nuestros administradores.

Imagen: Freepik

By |2019-05-10T09:34:15+02:00abril 9th, 2019|Sin categoría|
CONTACTA CON NOSOTROS