Obligaciones fiscales en una comunidad de propietarios

Las comunidades de propietarios cumplen con diversas obligaciones fiscales. Estas abarcan desde el pago por rendimientos profesionales y de trabajo hasta la percepción de beneficios. Consecuencia de la venta o el alquiler de zonas comunes.

La Ley General Tributaria considera a las comunidades de propietarios como entidades en régimen de atribución de rentas. Por lo general las comunidades no realizan actividades empresariales ni profesionales ya que  no tienen obligaciones tributarias periódicas, de ahí que se les atribuya la condición de obligados tributarios al pagar rendimientos profesionales o de trabajo. Por ejemplo, el portero, conserje, administrador, empresa de limpieza, etc. por los que han de retener e ingresar en Hacienda. 

Las comunidades de vecinos se incluyen dentro del grupo de entidades sin personalidad jurídica del art. 35.4 de la LGT, el cual, nos dice, que se asimilan a las comunidades de bienes y herencias, lo que supone que carezcan de la condición de contribuyente en la mayoría de los impuestos estatales.

 

¿Qué impuestos deben pagar las comunidades vecinos?

 

Sí, las comunidades de vecinos deben pagar impuestos. Son fijados  por el gobierno, tanto para nosotros como personas físicas, tanto para personas jurídicas como comunidades de vecinos. Estas han de pagar el Impuesto Sobre Valor Agregado o IVA

Refiriéndonos a los impuestos más habituales, podemos destacar el IVA reducido al 10 % en todas las actividades que tengan que ver con obras de conservación y reparación. Cada comunidad debe tener su propio número de identificación fiscal (NIF), relacionándose con todo tipo de proveedores y clientes. También puede recibir facturas y emitirlas, con lo que se antoja necesario conocer el funcionamiento del IVA en cada circunstancia particular. 

 

IVA del 10% en Comunidades

Se aplicará una reducción del 10% del IVA en casos de rehabilitación de edificios, como fontanería, albañilería o climatización. También se aplicará sobre servicios parecidos como: de reparaciones estructurales en fachadas, azoteas y terrazas. Y por último, las que tengan que ver con la protección contra los incendios y con la canalización del agua.

Y otras que no son propiamente de rehabilitación pero si están muy relacionadas con este término. Haciendo referencia al arreglo de fachadas, asfaltar un garaje, el refuerzo de cimientos, el asfaltado de una comunidad en general o, como se ha mencionado, la colocación de un ascensor. Este tipo de obras tienen la reducción del IVA del 10%. en general,  las obras de las comunidades no suelen ser de los más elevados pero sí debe de cumplir una serie de restricciones:

  1. Aquellos trabajos de reparación que se realizan, al menos, dos años después de que se hayan construido las viviendas.
  2. El coste del material que se utilice debe ser inferior al 40 % de la base imponible de toda obra.
  3. Que quienes se vayan a beneficiar de este IVA del 10 % vayan a dar un uso particular a la vivienda que se encuentra en la comunidad en la que se realizan las obras.

Aplicación del 21% del IVA:

Esta aplicación del 21% del IVA está obligada a aplicarse a los recibos de luz, mantenimiento de ascensor, limpieza y contratación de servicios profesionales.

Es la cantidad que paga cualquier persona natural en España. Y por tanto, la comunidad de propietarios tendrá que pagar este IVA cuando en los caso en los que no se cumpla las condiciones para su reducción.Independientemente del tipo de actividad que se realice, esto será considera una actividad empresarial, aplicándose el 21% del IVA general para todos los casos y la pertinente liquidación trimestral ante Hacienda.

Además recordar que la Agencia Tributaria aprueba y publica anualmente el calendario contribuyente, en el que se incluyen las obligaciones y modelos correspondientes a las comunidades de propietarios.

 

Infracciones y controles 

Las comunidades de propietarios en España incurren en infracciones, ya sea por “estar mal administradas por vecinos o negligentemente por administradores no profesionales”. Ante estos comportamientos, la Ley General Tributaria prevé sanciones, las cuales abarcan, “con los reclamos correspondientes, los impuestos no liquidados correspondientemente y otras medidas más graves”.

La Agencia Tributaria ha decidido someter a mayor vigilancia sus operaciones económicas, “como parte del esfuerzo por perseguir el fraude fiscal y la economía sumergida”. Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) consideran que las comunidades de propietarios “no son un gran foco de fraude”.

Si te has percatado de que en tu comunidad de propietarios se incurre a algún infracción provocada por una mala administración de tu administrador o secretario contacta con nosotros sin compromiso ¡Te daremos soluciones!

By |2020-01-21T10:51:39+02:00enero 21st, 2020|Sin categoría|
CONTACTA CON NOSOTROS