Piscinas Comunitarias

Con la llegada del verano, el calor y las vacaciones, comienza la temporada de apertura de piscinas en las comunidades de propietarios, y con ello, uno de los debates del año. 

Cada año surgen una serie de cuestiones que giran en torno al elemento común más deseado por todos los propietarios durante verano. Entre ellas destacan las del mantenimiento de la piscina, el uso de socorristas, normas de uso, número de invitados por propietario, etc.

Las diferentes Comunidades Autónomas, y algunos ayuntamientos, cuentan con su propia normativa que regulan las piscinas de acceso público. Además, las comunidades de propietarios disponen de un régimen interno en referencia a la piscina comunitaria. Así con ello, velar porque se cumplan todas las normas. 

 

¿Qué normas se establecen con respecto a las piscinas de las comunidades de propietarios?

Una de las normas a la hora de tener abierta una piscina, es su mantenimiento. Es necesario garantizar la calidad del agua y así evitar riesgos para la salud. Para ello, el agua tiene que ser tratada. La funciones principales para poder tratar el agua es la instalación de un sistema de depuradora que elimine impurezas, destruir microorganismo, etc.

Entre  otras normas fundamentales de mantenimiento y seguridad, podemos destacar la limpieza y los controles de cloro.

Algunas normas destacadas son:

Normas de instalaciones

  • Las piscinas de adultos y las de niños deben estar separadas, para evitar el acceso accidental de algún niño a la piscina de adultos.
  • Las medidas de profundidad deben estar señalizadas
  • El suelo del recinto de la piscina debe ser antideslizante

Normas de uso

  • No acceder a la zona de bañistas con ropa
  • No tirar papeles o residuos al agua
  • Prohibido la entrada de animales

El conjunto de todas estas normas, junto con otras que dependen de cada piscina, deben estar expuestas en un lugar visible, así los propietarios de la comunidad puedan conocerlas y por consiguiente, cumplirlas.

 

¿Es necesario contar con un socorrista en las piscinas comunitarias?

Cada Comunidad Autónoma regula la obligación de contratar el servicio de socorristas en piscinas de las comunidades de propietarios.

Sin embargo, se establece que las comunidades de propietarios que dispongan de una piscina que supere los 200m2, deba contratar un socorrista.

Es fundamental que éstos estén titulados, ya que por lo contrario, en caso de que la contratación de un socorrista sea directamente por parte de la comunidad, conlleva al cierre de la piscina y a la posterior sanción administrativa, dirigida a toda la comunidad de propietarios. En caso de que el socorrista sea contratado mediante empresas de servicios y mantenimiento, y sean ellos quienes suministren a la comunidad un personal no titulado, será la empresa quién indemnice a la comunidad de propietarios.

 

¿Puedo invitar a alguien a la piscina de mi comunidad?

Se pueden dar varias situaciones a la hora de poder invitar a amigos, familiares o conocidos:

  • Podemos encontrarnos con una comunidad de propietarios que no regula nada sobre la invitación a personas de fuera de la comunidad por parte de los propietarios. En este caso se pueden invitar a personas siempre y cuando respeten las normas de uso, en caso contrario, cualquier deterioro o defecto que se produzca recaerá sobre el propietario en cuestión. Además tendremos que tener en cuenta cuál es el aforo máximo de la piscina, para poder respetar el derecho de los propietarios, que estarán por encima de cualquier invitado de fuera.

 

  • Otra situación que se puede dar, es cuando algunas comunidades establecen sistemas de control para asegurar la correcta entrada y salida de personas a la piscina. En este caso, se les proporciona a los propietarios alguna tarjeta o pulsera de identificación con la que se muestre si tienen permitido el acceso al recinto de la piscina en los horarios estipulados por cada comunidad de propietarios.

 

  • La forma más radical de evitar cualquier problema o conflicto con el uso de esta instalación, es que los estatutos de división horizontal reflejan la total prohibición sobre invitar a cualquier persona que no viva bajo la misma comunidad. Por lo tanto, sólo tendrán posibilidad de disfrutar la piscina los propietarios.

 

imagen: freepik

By |2019-07-04T10:24:30+02:00junio 28th, 2019|Sin categoría|
CONTACTA CON NOSOTROS